Blog

Actualidad

Consejos Daktak del material adecuado para snow

2 Febrero, 2019

Tras daros en otra de nuestras entradas unos consejos para inciarse en el mundo del Snowboard, en este nuevo post queremos contaros las modalidades de Snowboard y el material adaptado que existe para practicarlas, contando con la ayuda de los especialistas en Snowboard de Daktak.

 

Freestyle:

Comenzamos con la modalidad más practicada entre los jóvenes y principiantes. Estilo libre y divertido haciendo saltos y trucos a los largo de la pista, jugando con los montículos y rampas para darle aun mayor emoción a las maniobras. Las tablas para hacer Freestyle suelen ser más juguetonas y flexibles y cuentan con unos cantos más cortos. Pueden ser true twin o directional twin: se puede ripar hacia adelante o hacia atrás. Generalmente cuentan con un nivel de flexibilidad mayor que las tablas de freeride

Dentro del Freestyle hay diferentes niveles. Encontramos personas que se inician y otros que ya tienen un nivel consolidado. Podemos encontrar en las tiendas diferentes marcas y tecnologías para facilitar la práctica. Los técnicos de Daktak dan diferentes consejos para elegir el material más adecuado en función del nivel. Para el rider con nivel inicio-medio, lo más recomendable es una tabla flat top, que da mucho apoyo en los módulos y reduce el contra-canto. Para riders con nivel alto, soft-camber o camber tradicional.

FREESTYLE EN PARK:

El Park es una parte específica dentro del Freestyle. Barandillas, cajones, y saltos forman parte del mobiliario para poder hacer trucos y piruetas. Son más cortas para mejorar la maniobrabilidad y la dureza depende del tipo de park que se vaya a practicar. Las formas también pueden variar un poco dependiendo del uso que se le quiera dar: aquellos que ripan en half pipe o grandes kickers necesitan una tabla más dura, mientras que a los jibbers les encantan blandas como la mantequilla.

 

Freeride:

Disciplina más técnica que nos lleva a surfear la nieve fuera de las pistas pisadas. Los riders más experimentados se deleitarán trazando la nieve polvo por lugares de vértigo y palas vírgenes. La inclinación y calidad de la nieve afectarán en la dificultad de la bajada. Pero no hay que olvidar a la hora de practicar el freeride de los peligros que conlleva salir del entorno seguro de la estación. Siempre hay que ir equipado con el material de seguridad (ARVA, pala y sonda) teniendo conocimientos de cómo se usa. Los expertos de Daktak para la práctica del Freeride recomiendan el uso de este tipo de equipamiento por parte de todos los miembros del grupo, y realizar este tipo de snowboard como mínimo en parejas, nunca solo.

En las tablas recomendadas para esta práctica se colocan las fijaciones muy retrasadas con respecto al nose (o punta), siendo éste más ancho para mejorar la flotabilidad. Es por ello que tienen una mayor superficie, para hundirse menos.

Además de una buena mochila cómoda y específica dónde llevar todo este material, es obligatorio protegerse con, como mínimo, un casco, siendo recomendables otras protecciones como rodilleras, espalderas, culeras o muñequeras.

 

Snowboard de competición:

También llamado SLALOM. Modalidad clásica de competición en la que se desciende una pista pasando palos. Para competir necesitamos un material específico de descenso, tablas más estrechas para tener un cambio de canto más ágil. Y de camber, que tiene mayor longitud de canto y hace la tabla más rígida y reactiva, mejorando al máximo el agarre.

 

Boardercross:

Si hay una disciplina en el snowboard que sea espectacular, es esta. Cuatro corredores compiten en una pista bacheada haciendo trucos y saltos imposibles a toda velocidad. Se utilizan tablas más bien largas, similares a las tablas de slalom. La superficie de contacto de los cantos sobre la nieve es mayor y el radio de curvatura es más amplio, lo que se traduce en un mayor agarre y estabilidad de la tabla.

 

Snowboard de Montaña:

Todavía muchos raiders hacen sus aproximaciones en montaña con raquetas de nieve pero el material evoluciona rápidamente y los SplitBoards ganan cada vez más terreno en el mercado. Gracias a estas tablas que se separan en dos para poder subir como si se tratara de unos esquís de montaña podemos conquistar cualquier cima nevada y después disfrutar de toda la bajada surfeando. Se trata de tablas  con un rocker específico para nieve polvo, direccionales, más cortas y algo más anchas para conseguir mayor flotabilidad.